Por qué InterQuimica ?

Surge como una entidad sin ánimo de lucro que pretende ocupar el hueco existente entre la empresa productora y la universidad como ente tecnológico capaz de desarrollar tecnología para su directa aplicación en la industria.

HomeINICIO

       Nuevos Proyectos de I+D+I

 

Promover la generación de nuevos negocios de base tecnológica e innovadores, y que contribuyan a la generación de empleo de calidad, riqueza y a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Solidvin

El proyecto SolidVIN tiene como objetivo dar valor añadido a los residuos del proceso de vinificación y convertirlos en un producto con aplicaciones en diversos sectores, gracias a su contenido en compuestos de interés como pueden ser los antioxidantes, polifenoles y otras moléculas.

Ha sido financiado con cargo al Programa de Desarrollo Rural de La Rioja 2007/2013, cofinanciado con fondos del FEADER, Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja; a los cuales se agradece su interés.

La gestión del proyecto ha correspondido a ADRA (Asociación para el Desarrollo de La Rioja Alta), organismo encargado de canalizar las ayudas del programa LEADER por medio de subvenciones directas, y que actúa en la comarca noroeste de la Comunidad Autónoma de La Rioja ocupando una superficie de 576,14 km²  que supone un 11,46% de la superficie total de la Comunidad.

El proyecto ha sido ejecutado por el Instituto de Tecnologías Químicas Emergentes de la Rioja (Interquímica), que trabaja en diversos proyectos de I+D+i.

En el proyecto SOLIDVIN se ha realizado un estudio de la producción de subproductos derivados de la uva en la zona (época, cantidades y maquinaria). Debido a que la materia prima se obtiene principalmente durante la época de vendimias, se ha estudiado el procedimiento adecuado para estabilizarlos, sin que pierdan las propiedades y así convertirlos en materia prima para diferentes procesos industrializables. Se ha logrado un método de estabilización de los principios activos de forma que mantienen sus interesantes propiedades y pasan a ser empleables para fines de utilización u obtención de otros productos de alto valor añadido.

Dentro de lo que podemos denominar “subproductos de la uva” se encuentran principalmente hollejos y pepitas. Durante el proyecto se ha estudiado la composición de éstos, su contenido en antocianos (tonos rojos, presentes en uvas blancas y tintas), flavonoides (tonos amarillos, sólo se encuentran en uvas tintas), sustancias peptídicas, taninos, enzimas, etc.

Se han ensayado varios métodos de extracción con la idea de emplear los taninos, antocianos y demás componentes valiosos como aditivos colorantes, antioxidantes, en procesos decesión de taninos, como complementos de micro-oxigenación en vinos y otros productos. Los extractos de los subproductos de la uva han mostrado una interesante capacidad de cesión colorante en vino, así como en mosto. Se han realizado análisis de diversos parámetros como la acidez, el pH, el nivel de sulfuroso, el índice de polifenoles totales y ensayos microbiológicos, para comprobar como afecta en los vinos el tratamiento con estos productos.

Se han obtenidos resultados en los que la capacidad antioxidante de los extractos es muy elevada, aspecto que podría dar un gran valor a estos subproductos; ya que posibilita su empleo en preparados antioxidantes, como los que actualmente se venden en farmacias y tiendas especializadas, y de elevado coste. Moléculas como el resveratrol y otras de similares características químicas, se mantienen activas y con posibilidad de extracción en los hollejos tras el proceso de vinificación.

 

Actualmente, la gran mayoría de productores de vino de La Rioja desechan los hollejos y pepitas, enviándolos para la destilación, y sin obtener beneficio económico. Con las conclusiones obtenidas tras el proyecto SolidVIN, se ha demostrado la posibilidad real de producir varios preparados, que tienen un alto valor añadido, y que pueden ser aplicados por el propio sector vitivinícola que produce estos subproductos y alternativamente en diferentes industrias (farmacéutica, cosmética…), lo que puede tener un interés económica importante en la región. 

GRAFENTEX

Comienza el proyecto Nacional GRAFENTEX financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro del programa Retos Colaboración 2015.

El proyecto GRAFENTEX tiene como objetivos el desarrollo y escalado industrial de procesos más eficientes para la obtención de grafeno y óxido de grafeno y la aplicación de estos materiales en textiles técnicos.

El grafeno está considerado como un material que puede producir una revolución tecnológica debido a las extraordinarias propiedades que presenta (eléctricas, mecánicas, térmicas, optoelectrónicas, etc), y su amplio rango de aplicaciones. Sin embargo, la cantidad de grafeno que existe en el mercado es muy limitada y su precio es elevado, especialmente cuando hablamos de grafeno y no de nanoplatelets de grafito; producto de muchísima menor calidad y que mucha gente confunde con el grafeno.

En el proyecto GRAFENTEX se pretenden desarrollar nuevos procesos de síntesis a escala industrial más eficientes desde el punto de vista, tanto medioambiental como económico, reduciendo el consumo energético y empleando menos materia prima y con menos riesgos medioambientales. Los grafenos que van a ser desarrollados en GRAFENTEX se emplearán para obtener un tejido ignífugo de fibras celulósicas y sintéticas. Se pretende también mejorar la conductividad eléctrica, intentando mantener la transparencia.

Los tratamientos ignífugos convencionales sobre los nuevos textiles técnicos basados en fibras celulósicas (algodón, viscosa, etc.) o en su mezcla con fibras sintéticas (poliéster, poliamida, etc.), son especialmente agresivos con la fibra, presentan un gran impacto ambiental y además alguno de ellos es baja solidez a los lavados. El hecho de añadir características ignífugas sin el empleo de sustancias de alto impacto ambiental, supondría un nuevo tejido de alto valor añadido destinado a la producción de tejidos ignífugos o retardantes a la llama, requisito fundamental para la explotación del mercado de los textiles técnicos destinados a equipos de protección individual (EPIs).

El proyecto, está coordinado por la empresa riojana Avanzare, especializada en la fabricación de Grafeno. Participan la empresa cántabra Textil Santanderina S.A., líder nacional en la producción de tejidos, y la también riojana Talleres Ruiz S.L., especializada en el desarrollo y producción de reactores químicos; junto con 2 centros de investigación: CTC (Centro Tecnológico de Componentes) de Cantabria e INTERQUIMICA, de La Rioja. Esta iniciativa está cofinanciada por el programa Retos Colaboración 2015 del Ministerio de Economía y Competitividad y cuenta con un presupuesto de 924.712,96 €. La reunión de lanzamiento del mismo ha tenido lugar en la sede de la empresa Avanzare, coordinador del proyecto, en Navarrete (La Rioja).

 

El programa Retos-Colaboración pretende estimular, a través de la financiación de proyectos, la generación de una masa crítica en I+D+I de carácter interdisciplinar necesaria para avanzar en la búsqueda de soluciones de acuerdo con las prioridades establecidas en los Retos, promover la creación de empresas innovadoras, orientar la actividad de empresas ya existentes hacia la actividad innovadora, movilizar la inversión privada, generar empleo y mejorar la balanza tecnológica del país, así como reforzar la capacidad de liderazgo internacional del Sistema Español de Ciencia Tecnología e Innovación y de sus agentes, contribuyendo a mejorar la competitividad del tejido empresarial.

Free business joomla templates